Amigurumis bombing

Esta acción tiene dos fases: en la primera fase una valentina (y recordad que todos somos valentinas) decide hacer cualquier tipo de muñeco o amigurumi  y liberarlo. Cuando va a liberarlo entra en nuestra fanpage de facebook o en nuestro blog y nos cuenta qué ha hecho, cuáles son sus superpoderes y dónde y cuándo va a dejarlo. Ya que ha entrado se puede bajar nuestras etiquetas (como ésta o ésta) para colgarlas a su muñeco (y por supuesto tiene completa libertad para rediseñarla o hacer una propia). En la segunda fase, una vez liberado el muñeco, esperamos que quien lo haya encontrado, guiado por la etiqueta, llegue bien a nuestra fanpage o a nuestro blog y nos cuente su experiencia.

PicMonkey Collage-01

 1. ¡Teje un amigurumi!

Aunque hablemos de amigurumis, ten en cuenta que nos referimos en realidad a cualquier tipo de juguete, con forma más o menos definida, que hayas hecho con tus manos. Da igual que lo hayas copiado de un tutorial de internet (no nos lucramos de ninguna forma así que no vamos a conculcar ninguna ley de propiedad intelectual) o que te hayas inventando o que te haya salido así por casualidad.

Hace años quizá los habríamos tejido sentadas en sillas bajas en la puerta de la casa de aquella que tuviera el zaguán más cómodo, mientras hablamos de nuestros amores, esperanzas, miedos, pelusas, cotilleos… y nos encargamos de confortarnos, darnos apoyo, compartir anhelos y así iríamos tejiendo junto con las lanas y las telas no solo manteles o colchas sino poderosos talismanes contra la soledad y los odios. Ahora parece que tejemos a solas, pero no es así, las camarillas de comadres se forman en cuanto encuentran un canal para ello. Ahora a los corrillos los llamamos equipos o grupos de facebook, a los zaguanes, redes sociales, y no cotilleamos sino que realizamos trabajos cooperativos. ¡Pero no nos dejemos engañar! Somos las mismas mujeres y tenemos la misma magia capaces de entrejer superpoderes con nuestras puntadas, nuestros posts, mensajes y twitts. No estamos solas, sino juntas, ¡y somos más que nunca!

PicMonkey Collage-03

Ya hemos visto como nos emociona cuando alguien recoge algunos de nuestros objetos “yarnbombeados” y nos hace saber qué siente. Eso es algo muy poderoso y muchas veces notamos como quien lo ha recogido también lo siente. A través de esta página abrimos un canal más: el amigurumi es un amuleto real con poderes reales, da igual el tiempo que haya pasado desde que se escribió esto o se tejió el muñeco, es una especie de nexo de unión entre quien lo ha recogido y la tejedora: en cualquier momento te podrá llegar un correo, un comentario, un twit donde dueño del amigurumi te hable de él ¡y te sentirás feliz, y querrás estar alegre o triste con él y le contestarás emocionada dándole apoyo o consejo o ánimos! ¡Que conste que no te pedimos que lo hagas: te anunciamos que sucederá (probablemente)!

Envíanos un mail a valentinasbombing@gmail.com  con las coordenadas del lugar en el que pretendes liberar los amigurumis y tu nombre para crear el mapa de nuestros lugares de poder.

2. ¡¡¡Adóptame!!!

Tú que me has encontrado, llévame a tu casa, y si quieres descubrir quién nos ha dejado aquí, por favor, ve a:

https://valentinasbombing.wordpress.com/ o envía un correo a valentinasbombing@gmail.com  y cuéntales dónde me has encontrado y cuánto vas a cuidarme.

Recuerda que lo que tienes entre las manos es un amuleto que lleva todo el amor y los buenos deseos de quien lo ha tejido especialmente para ti. Cuando lo tengas en tus manos te ayudará a ser consciente de que eres tan único como él, que los fracasos son regalos que te ayudan a mejorar y aprender y que la mejor forma de celebrar un éxito es compartiéndolo con los que tienes cerca.

Anuncios